Hello, Welcome to Specular Mega Bundle Theme

Piscina sostenible : ¿mito o realidad?

  • On 2 junio, 2015
  • ahorro energético, eficencia, piscina sostenible

¿Qué es una piscina “sostenible”?

Es aquella piscina que incorpora elementos claves para lograr un menor impacto ambiental, en el sentido que reduce de forma significativa el consumo de recursos (agua y energía), siendo viable en cuanto al coste de mantenimiento y retorno de la inversión inicial.

 

¿Es esto un mito? ¿Se trata de un truco de marketing?

No es un mito, no hay ningún truco, la piscina sostenible es posible.

Os presentamos una serie de medidas que ya se están poniendo en práctica en otros países y proponen otras soluciones innovadoras. Son modulares, suman entre ellas y llevan a un ahorro de hasta un 70% en los recursos de agua y energía.

Tanto Aubapool como nuestros proveedores nos sentimos con la responsabilidad de realizar una labor de sensibilización de la población para que hagamos realidad entre todos un mañana respetuoso con el medio ambiente y cuidadoso con un recurso preciado como el agua.

 

Podemos conseguir  una piscina sostenible siguiendo estos pasos:

  1. Evitar o bien detectar y reparar fugas originadas por defectos constructivos o mantenimiento deficiente. Cada pequeña fuga que pierde 1 gota de agua por segundo genera pérdidas de 8.000 litros /año.
  1. Colocar un cobertor reduce las pérdidas de agua por evaporación en un 30% en piscinas públicas y hasta un 65% en piscinas privadas. Como consecuencia se consigue un ahorro del 25% de energía en los procesos de evaporación, convección y climatización. Además, es uno de los elementos de seguridad cuya aplicación es obligatoria por normativa en otros países (p.ej. Francia).
  1. Emplear la iluminación por LEDs permite ahorrar hasta un 80% de energía gracias a la mayor eficiencia energética de esta tecnología, combinado con las ventajas de una mayor vida útil y más prestaciones (colores, secuencias etc.).
  1. Tratar el agua de la piscina durante todo el año (no abandonar la piscina en invierno). Una vez llena la piscina, el agua se mantiene en condiciones durante todo el año, y ya no se debe vaciar. Así se consigue un importante ahorro de agua, se evita la aparición de problemas estructurales y de fugas y se facilita la puesta en marcha en primavera ahorrando a la vez agua y producto químico.
  1. Emplear un limpiafondos automático autónomo, además de aportar comodidad a la hora de limpiar el vaso de la piscina y menor esfuerzo de mantenimiento, permite ahorrar más de un 20% de agua en el lavado del filtro.
  1. Optimizar la frecuencia y el tiempo de la filtración así como los lavados del filtro. Utilizando vidrio reciclado como medio filtrante se ahorra hasta un 25% de agua en los lavados del filtro.
  1. Climatizar la piscina es sinónimo de alargar la temporada de baño y mejorar el confort. Las bombas de calor, es sin duda la mejor elección para climatizar su piscina. Podrá alargar la temporada de baño o disfrutar de su piscina todo el año, con el mínimo consumo diario (menos de 2€) y con el máximo silencio.
  1. La electrólisis salina como sistema de tratamiento y conservación del agua de las piscinas, más saludable y sostenible. Los sistemas de electrólisis de salina añaden un nuevo concepto en el tratamiento del agua de la piscina, ya que aumentan la calidad del agua, evitan la utilización de productos químicos y facilitan los trabajos de mantenimiento. El 90% de los gastos en productos químicos son eliminados, sólo se consume estabilizante (la primera vez) y reductor de pH. Además el único producto añadido al agua es la SAL COMÚN. Los costes de mantenimiento son mínimos y el consumo eléctrico muy reducido. Mediante los sistemas de electrolisis de sal el usuario podrá disfrutar de una agua más limpia, sana y cristalina. Se evitará también las irritaciones de ojos y mucosas además de la sequedad de la piel y cabello. También desaparecerá por completo el olor y sabor a cloro de su piscina.
  1. Minimizar el gasto energético generado por la bomba de velocidad variable. Las bombas de velocidad variable  permiten seleccionar la velocidad del motor más adecuada para trabajar en condiciones de menor caudal cuando sea necesario. Reduciendo a la mitad la velocidad de la bomba y el caudal, se consigue reducir la energía consumida en más del 85%. La nuevas bombas de velocidad variable consiguen un ahorro anual en consumo energético de hasta 900€.

 


Fuente: 
Astralpool – Fluidra S.A.

 

 

 1

0 Comments